Cursos disponibles

En este curso se aprende a tratar de manera holística del individuo, mediante una metodología a base de un tratamiento global con presiones (Shiatsu) y aplicación específica de calor (Netsu), que estimula el sistema locomotor, el sistema nervioso, el sistema linfático, el sistema endocrino, etc.

Poco a poco el practicante es capaz de realizar una valoración de la estructura musculoesquelética y un análisis de cada zona corporal, esto le permite llevar a cabo un tratamiento que incide, favorablemente, en el equilibrio de la salud del receptor.

El estudiante, además de los conocimientos de anatomía necesarios, aprende técnicas para calmar y centrar su mente y adquiere la sensibilidad necesaria para conectar con el paciente, poniendo en práctica la esencia fundamental del Shiatsu Netsu, basada en el respeto, la amabilidad y la comprensión. Gracias a este sistema, el futuro terapeuta progresa, tanto a nivel terapéutico, con una herramienta integral, como a nivel personal, aumentando su autorrealización y mejorando su vida cotidiana.

Con este curso el estudiante establece de forma sólida los fundamentos de la técnica, y realiza las prácticas necesarias que permiten adquirir la capacidad de aplicar el Shiatsu Netsu, de tal forma que la persona que reciba esta técnica encuentre un auténtico beneficio.

Una vez finalizado este curso, podrás acceder, al curso superior de Shiatsu Netsu Emocional, considerado como el arte del masaje, que ayuda a comprender, regular y liberar las emociones.


En el Shiatsu Netsu Emocional adquiere los conocimientos y la sensibilidad necesaria para el tratamiento de los desequilibrios energéticos del cuerpo a través de los meridianos. Partiendo del estudio de las siete pasiones o emociones asociadas y cómo afectan éstas a los diferentes canales energéticos, se relaciona con los cinco movimientos (primavera, verano, estación húmeda, otoño e invierno) y con los cinco elementos (tierra, metal, agua, madera y fuego).

La terapia emocional con Shiatsu Netsu aporta al terapeuta la capacidad de conectarse de corazón a corazón, generando la empatía necesaria para el tratamiento y comprendiendo la relación interior-exterior.

En este nivel el estudiante profundiza en la teoría de los meridianos clásicos, tendinomusculares y luo. En la teoría de meridianos según Masunaga y los vasos maravillosos. Se aprende el sistema de localización de puntos y qué puntos se utilizan para tratar los diferentes canales, junto con la teoría de los puntos antiguos.

El Shiatsu Netsu Emocional pone las herramientas al estudiante para que aprenda a diferenciar los meridianos afectados y el estado Kyo o Jitsu (vacío / plenitud) de estos y por qué obtenga los conocimientos relativos al diagnóstico oriental, por lo que se le adiestra en la palpación de los pulsos cuantitativos, en el diagnóstico del abdomen y de la espalda, etc.

Como elemento diferenciador en el diagnóstico, se centra en el análisis y comprensión de las siete pasiones y sus diferentes patrones emocionales y posturales. Esto permite por un lado una correcta evaluación, a la vez que un tratamiento enfocado reequilibrar los distintos desajustes emocionales. Centrándose en estos aspectos el terapeuta de Shiatsu Netsu llevará su tratamiento a las personas y no las enfermedades.


En el Shiatsu Netsu en Movimiento, se culmina la teoría de la medicina tradicional oriental, en tres dimensiones concretas, por un lado profundiza mes en el tratamiento mediante los diferentes tsubos (puntos de tratamiento).

Por otra parte se aplican técnicas específicas de estiramientos dinámicos, para favorecer el flujo energético de los canales o meridianos y así restablecer el equilibrio de los mismos.

Finalmente también se aprende a observar y diagnosticar los diferentes síndromes derivados de las afecciones que han penetrado en las capas más profundas del cuerpo, los órganos. Es decir se hace especial énfasis en la agresión de ciertos factores patógenos y en la etiología general de las patologías, siempre desde la perspectiva de la MTO.

El estudiante aprenderá, a través de los diferentes sistemas de diagnóstico, (observación, escucha, palpación e interrogatorio) a valorar los diferentes síndromes para poder aplicar el tratamiento adecuado. Por ello obtendrá la capacidad de analizar los pulsos cualitativamente y observar las manifestaciones de los diferentes desequilibrios de los órganos reflejados en la lengua.

Partiendo de una correcta diferenciación del síndrome interno, se profundiza en la localización precisa de los puntos y en los criterios adecuados para la elección de los puntos a tratar, además de los diferentes estímulos a aplicar en cada uno de ellos.

Siendo un sistema de tratamiento holístico, en este último nivel de Shiatsu Netsu estudia la dietética adecuada para devolver el equilibrio a los diferentes síndromes afectados. Es una visión centrada en la persona, no en una dieta estándar, lo que permite aconsejar al paciente qué alimentos le conviene o no en un momento determinado.

En este nivel se complementa la terapia de Shiatsu Netsu con una conciencia profunda de la respiración y el movimiento, aplicando estiramientos y técnicas de reeducación corporal (Shin Sei Tai Ho y Sotai).

La correcta consecución de los objetivos establecidos en este nivel permite al estudiante acceder al curso de Acupuntura.

Con el tercer curso, el alumno llega al máximo nivel de dominio de las técnicas de manuales de Shiatsu, según nuestro método, obtiene también todos los conocimientos teóricos necesarios para la utilización de la MTO y representa para muchos el final formativo, especialmente para aquellos que sienten cierto recelo a la inserción de agujas.

El cuarto curso, el Shiatsu Netsu Acupuntura es justamente eso, todo un compendio de técnicas de inserción de agujas y para poder acceder a este curso, el alumno debe haber hecho previamente los tres cursos anteriores, siguiendo el formato profesional, es decir siguiendo las pautas evaluativas.

Dicho de otro modo, los tres primeros cursos el alumno ha aprendido toda la teoría necesaria para poder realizar una correcta inserción de agujas, mientras se formaba en como terapeuta de Shiatsu, esto a su vez ayuda al terapeuta a adquirir ciertas habilidades relacionadas con la palpación, que le permiten una mayor fiabilidad a la hora de localizar los tsubos (puntos acupunturales reactivos), lo que no se produce con la misma calidad si solo se estudia un curso de acupuntura, en la que el única forma de encontrar los puntos es mediante medidas estándares.

Además los tres cursos anteriores consolidan en gran medida las diferentes herramientas de diagnóstico basadas en la palpación, además han aumentado la sensibilidad del practicante, así como su capacidad empática respecto al paciente, recordemos que el Shiatsu Netsu se centra precisamente en la relación entre practicante y receptor, lo que se produce justamente por el aumento de atención del terapeuta hacia las reacciones del paciente, tanto fiscas, como psicoemocionales.

Así en este último curso de nuestro ciclo formativo, el alumno se centra sólo en aspectos prácticos de la técnica de la acupuntura y los diferentes microsistemas acupunturales, dado que los aspectos teóricos han sido asimilados en los cursos anteriores.

Material de apoyo, foros y debates relacionados con el curso de técnico básico de Reflexologia y el Técnico profesional de Reflexología. 

Histología humana. Anatomía del aparato locomotor. Situaciones de asistencia urgente

Anatomía y fisiología de los distintos sistemas

Patología. Farmacología. Exploraciones complementarias y analíticas